0 Items

Cómo meditar con un mala

Cómo meditar con un mala

Una mala es una cadena de cuentas que se usa normalmente para poder respiraciones o mantras al meditar, algo parecido a un rosario. Los malas tienen la capacidad de conectarnos con la práctica de la meditación y la recitación de los mantras.

Según la tradición, la utilización de un mala puede ayudarnos a expandir nuestra meditación.

 

Así se medita con un mala budista

 

Lo que hay que hacer es sentarse en un lugar cómodo y tranquilo. Hay que quedarse en silencio antes de comenzar. Necesitaremos buscar la cuenta gurú y cuando lo hayamos hecho pensaremos en qué mantra se va a usar.

Normalmente, los mantras son dados por los profesores o guías, aunque si no se tiene uno, siempre se puede utilizar alguna frase o palabra positiva como “yo quiero a todo el mundo” o la palabra “paz”, por ejemplo.

Los mantras no son obligatorios, se pueden ir pasando las cuentas del mala con cada respiración. En este caso, es importante no contar las cuentas ni en voz alta ni de manera mental.

Eso sí, cuando pasemos de una cuenta a otra, se debe ir contando con cada respiración o repetición del mantra. Se debe ir pasando de una cuenta a otra a un ritmo que sea constante, bien sea con la respiración como de repetición del mantra, con lo que la meditación hará un mejor efecto.

 

Meditar con un Mala

 

Esto se debe a que una de las principales características que tiene el hecho de usar el mala es la de contar respiraciones o mantras para poder relajarnos correctamente.

Una vez que lleguemos a la cuenta del gurú nos detendremos, momento en el que demos tomarnos unos minutos de silencio y contemplación. En este momento decidiremos si queremos seguir meditando o si decidimos finalizar. Si dejamos de meditar, se aconseja quitarse el mala y colocarlo en un lugar limpio y seguro.

Opiniones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

bb0