0 Items

La felicidad en el día a día según el budismo

La felicidad en el día a día según el budismo

Ser feliz es un estado mental, una forma de ser y ver la vida, que debe ser trabajada y practicada y que no funciona si nos preocupamos solamente de nuestra propia felicidad. Practicar el amor altruista es el camino a la felicidad.

Hay mucho que depende de nuestro estado mental interno. Cuando vemos a gente que tiene todo para ser feliz y luego entran en una depresión, es porque su estado mental interno puede eclipsar las condiciones externas. Podemos estar en un paraíso y sentirnos desgraciados. Son cosas muy sencillas las que dan acceso a la felicidad. Un porcentaje importante de nuestras angustias son cárceles que hemos construido nosotros mismos, y somos nosotros los que debemos encontrar la llave para salir de ellas.

Con respecto a los seres sintientes y a la actividad mental en nuestra vida cotidiana, existen diferentes niveles. Cuando estamos despiertos, cuando soñamos, cuando estamos en sueño profundo, y después cuando estamos inconscientes, en cada etapa, hay un nivel más profundo de la mente. Después, incluso en el momento de la muerte, cuando el proceso de disolución (de la mente) continúa tras haber cesado la respiración, en ese momento aún hay todavía otro nivel de la mente (aún más profundo). La felicidad es un estado mental, una forma de ser y ver la vida.

Gente que demuestra su felicidad día a día

La felicidad como estado mental

Si la felicidad es un estado mental, entonces nuestros pensamientos son los actores principales. Un reparto que, motivado por las emociones o lo que nos sucede, no interpreta siempre un guión favorable a nuestros intereses. Sin embargo, lo positivo es que nosotros podemos intervenir en ese guion. Tan solo necesitamos observarlos.

Buda enseñó que debemos comprender la naturaleza de la existencia antes de poder mejorar nuestra vida y ser más felices. Y es esta actitud serena, compasiva, afectuosa, sabia y altruista ante la vida la que nos lleva en simples pasos hasta la felicidad.

Opiniones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

bb0