0 Elementi

Eres más que un estereotipo

Eres más que un estereotipo

Durante mucho tiempo en nuestras vidas como mujeres hemos escuchado que tenemos que ser de una manera, “por favor sé respetuosa”, “siéntate bien, una dama se sienta con las piernas cruzadas”, “esa falda está muy corta”, “el hombre es el que tiene el mando de la relación no puedes alzarle la voz”, una gran cantidad de frases, cargadas de prejuicios e inclusive son alusivas a un estilo de vida que no queremos llevar, que es la de ser una mujer sumisa o amarrada a un estereotipo en específico, y es que ¿Quién dijo que queríamos ser etiquetadas por algo? Llegó el momento de separarte de esas voces del pasado y comiences a vivir como tú misma mujer, como tú quieras vivir, con quien tú siempre has deseado vivir.

Es razonable que hayas internalizado cada una de estas frases que te repitieron durante demasiado tiempo sin descanso, y hayas ido adaptándolas a tu modo de ser hasta el punto que ya las sigues al pie de la letra de una forma automática, pero la verdad es que si no eres tú misma cada día y cada hora, estas desperdiciando tu vida, y eso es algo que no puedes permitir.

Eres más que un estereotipo

Una de las cosas más comunes a las que nos vemos sometidas las mujeres, es a estar bajo un estereotipo físico, “no puedes pesar más de 60 kg” “si no eres talla 0 no puedes obtener este trabajo” “a los hombres no les pareces bonita si te salen esos rollitos en la cintura o en las piernas”. ¿De verdad? ¿Hasta cuándo tenemos que soportar todas estas inauditas frases?, la respuesta es: hasta que tú quieras.

Pues sí, tenemos que ser realistas no vamos a poder cambiar el pensamiento arraigado de una sociedad en unos días, porque la sociedad ha sido así durante mucho tiempo, pero podemos empezar por cambiar un pensamiento y es el tuyo. Tenemos que meter un nuevo chip en nuestra cabeza y comenzar aceptar que la belleza no es algo netamente superficial, sinceramente ese concepto de belleza se devaluó hace tiempo atrás, no sigas aceptándolo en tu cabeza.

No te compares, y es que cada mujer es única y especial a su manera, no te fijes en esas modelos de revista que están llenas de Photoshop, si quieres usarlas de alguna referencia que sea de motivación tal vez para llegar a alguna meta que te hayas propuesto físicamente, pero recuerda que cada cuerpo es un mundo diferente.

Brilla por ti misma, siempre es bueno recordar que no necesitas a nadie a tu lado para ser feliz, mucho menos para hacer de tu vida un camino lleno de éxitos y dicha. Mientras más segura de ti seas, tus objetivos serán más fáciles de alcanzar, claro que la vida está llena de obstáculos pero depende de ti ver lo positivo en ello, sé tú misma, además recuerda que no hace falta apagar la luz de los demás para que la tuya brille al máximo.

Sé buena, no solo con las otras personas sino contigo, la mayoría de las veces las críticas más duras vienen de nosotras mismas, no es malo ser perfeccionista pero no hasta el punto que te hagas daño emocional o físicamente. Es natural que tengamos defectos, todos somos imperfectos, que existan cosas en nuestra personalidad que no nos gusten, pero en vez de juzgarte tan duramente trabaja en la aceptación y a través de ella busca la mejor manera para poco a poco cambiar esos aspectos que no te gustan acerca de ti.

Eres más que tu físico, mucho más, todas las mujeres somos diferentes: morenas, rubias, altas, bajas, delgadas, gorditas, curvilíneas, pero al final todas seguimos siendo seres humanos, que se merecen todo el amor que les puedan ofrecer, compresión y dedicación. Tu cuerpo no te define, ni siquiera tu personalidad lo hace, pero al menos a través de ella lograrás una actitud que te permita trascender. Recuérdalo.

Si può essere interessati:

recensioni

L'indirizzo email non verrà pubblicato. i campi richiesti sono contrassegnati *

BB1