0 Elementi

Di lo que deseas en la vida

Di lo que deseas en la vida

En todos y cada uno de nosotros reside la energía y la capacidad de la creación y la manifestación.

Independientemente de si sabemos utilizar este don o no, estamos continuamente atrayendo a nuestra vida cosas con las que hacemos resonancia, estamos proyectando en nuestra realidad lo que creamos a través de nuestra mente.

 

¿ Que deseas en la vida ?

 

Esta creación está muy vinculada a nuestra mente inconsciente, por lo que nos cuesta un tanto más llegar al punto donde escribimos nuestro libreto, sin embargo, a través de nuestra mente consciente podemos ayudar a reprogramarnos y a sustituir rutinas mentales, en caso de que queramos generar una realidad diferente a la que hemos venido manifestando o sencillamente mejorar nuestra experiencia vital.

Evalúa incorporar estas acciones y manifiesta lo que deseas en la vida.

 

Piensa positivo:

 

Esto puede sonar demasiado trillado, pero esta será la matriz de nuestra creación, formamos nuestra vida a través de lo que generamos en nuestra mente, ella está en continua generación de pensamientos y los que refuerzan nuestras creencias profundas se manifestarán en nuestra realidad.

Nuestros pensamientos y emociones nos dan la guía de cómo vamos, cuando nos sentimos mal, decaídos, enfadados, o cualquier otra emoción negativa, tenemos la alerta de qué no estamos viendo las cosas desde una manera favorable, sino que por el contrario estamos generando en nuestra vida experiencias que no nos hacen sentir bien.

 

Revisa tu diálogo interno:

 

Observa cómo hablas contigo mismo, ¿cuáles mensajes te estás dando, son favorables para ti, o por el contrario, limitantes? Deja a un lado las dudas y cree fielmente en ti y en tus capacidades, estás construyendo tu vida, lo mínimo que puedes hacer es confiar en ese arquitecto.

 

Cambia la manera de ver las cosas:

 

Acostúmbrate a verle el lado noble a todo lo que te ocurra, no se lo estarás inventando, estarás desarrollando otra manera de ver la vida y con una actitud positiva, comenzamos a vibrar con nuestra fuente. Rescata de cada experiencia el aprendizaje, pregúntate: ¿qué aspecto positivo puedo sacar de esto? Haz de esto un hábito.

 

Ten claro qué es lo que deseas:

 

Muchas veces no tenemos muy claro que es lo que queremos en nuestras vidas, luego invertimos energías en diferentes flancos que jamás van a coincidir, que muchas veces se contradicen. Aclaremos qué queremos, sin importar cómo, dónde o cuándo, tener claro qué queremos nos ayudará a invertir nuestros recursos de manera apropiada.

 

Sé agradecido:

 

Éste es el hábito más útil, cuando aprendemos a agradecer, el universo nos ofrece más y más cosas de las que podremos estar agradecidos. Aprendamos a ver la vida y sus milagros, tenemos muchos motivos para estar agradecidos, esto nos pone en sintonía directa con la prosperidad y nos hace mucho más sencillo atraer a nosotros experiencias gratificantes que estén alineadas a nuestros deseos.

 

Dejar las dudas a un lado:

 

Las dudas son las que más retrasan la manifestación de lo que realmente queremos, debemos aprender a dejarlas a un lado y confiar realmente en que eso que deseamos está disponible para nosotros.

 

Relájate:

 

Cuando estamos estresados, preocupados ponemos barreras a la creación de lo que realmente queremos. Aprendamos a relajarnos, claros y enfocados en lo que queremos y con la certeza de que “eso” se manifestará en nuestra vida.

No busques, no revises, no preguntes o demandes, relájate. Si te relajas viene, si te relajas estará allí disponible para ti. Si te relajas empiezas a vibrar acorde a tu deseo.

Si può essere interessati:

recensioni

L'indirizzo email non verrà pubblicato. i campi richiesti sono contrassegnati *

BB1