0 Éléments

Conseils pour méditer selon le Dalaï Lama – partie 1

Conseils pour méditer selon le Dalaï Lama – partie 1

Avant d'arriver à méditer, nous devons savoir ce qui est et ce qui est la méditation. De cette manière, unidos a los consejos del Dalai Lama, Vous pouvez exercer la méditation plus efficace. En palabras del XIV Dalai Lama:

“La meditación es la disciplina en la que se cultiva la familiarización con el objeto de meditación escogido para poder obtener cierta estabilidad mental, que es necesaria para permanecer en un punto de la realidad. Gradualmente conseguiremos dominar nuestra mente”.

Lo que queremos hacer si buscamos meditar es tener la capacidad de conocer la realidad. Para ello tenemos que saber que hay ciertos patrones de funcionamiento en la mente, y usamos la meditación para descubrirlos, aprovechando un objeto que conocemos.

Traducido a palabras más claras: hay un objeto que nos resulta familiar, que conocemos, y profundizamos en nuestro conocimiento del mismo, a través de la meditación. De cette manière, nos daremos cuenta de que cuando queramos profundizar en algo con lo que no estamos familiarizados seguiremos el mismo proceso mental. Ese proceso mental lo conocemos de sobra porque lo hemos usado con objetos que ya conocemos.

Por supuesto con la palabra “objetos” no nos referimos solo a cosas sin vida. También nos referimos a personas e ideas. Como son objetos que ya conocemos, no hay pérdida ni confusión en el proceso mental. Y luego aplicamos el mismo proceso mental a otro objeto que conocemos menos. Aprender a meditar empieza por poner a nuestra disposición las condiciones externas e internas para reflexionar sobre un objeto que conocemos.

Hombre meditando profundamente

Condiciones externas para meditar

– Silencio: para meditar es necesario estar en silencio por razones obvias. Controlar los pensamientos que pasan por tu mente es difícil al principio, y más todavía si oyes la televisión, hay una la radio encendida en la habitación de al lado, etc..

Lo recomendable es tener unos tapones para los oídos, que se pueden adquirir en cualquier farmacia, y así evitaremos oír cualquier cosa que nos aleje de la concentración. Cuando ya hayas superado este paso de aprender a meditar, tendrás un control mayor de tu mente y no te afectará tanto el ruido externo, pudiendo ayudarte de matras o música relajante.

– Postura cómoda: Tener control de tu cuerpo y no estarte moviendo es una forma de controlar tus pensamientos. No habría movimiento de ninguna parte del cuerpo si no fuese por una orden originada en el cerebro. C’est pourquoi, controlar el cuerpo es controlar un tipo de pensamientos.

Si quieres permanecer quieto asegúrate de ponerte en una situación cómoda. De otra manera estarás luchando por mantener la posición, y probablemente cederás en tu meditación. Las posiciones más típicas son con la espalda apoyada en la pared (para ayudarse), el Savasana, el Loto o el Zapatero.

– Respiración: es otro aspecto muy importante porque la respiración ayuda a relajarnos y controlar nuestros pensamientos. La respiración mientras se medita tiene una cadencia lenta, siendo inspiraciones y expiraciones profundas. Las más habituales son la 5 – 5 – 5, le 5 – 2 – 7 et la 5 – 10 – 10, donde la primera cifra es el tiempo de inspiración, la segunda cifra es el tiempo que mantenemos el aire en nuestros pulmones y la tercera cifra es el tiempo en el cual expiramos el aire. Lo más importante es que cada uno encuentre su tiempo adecuado y relajado.

Opiniones

Votre adresse email ne sera pas publié. Les champs obligatoires sont marqués *

BB1