0 Items

Pain in life according to Buddhism – part 2

Pain in life according to Buddhism – part 2

In Buddhism se distingue el dolor del sufrimiento. Pain is always an experience that happens in the present and that has a beginning and an end. Pain happens pleasure and vice versa. In this way, ambos están envueltos en un círculo sin fin. No puede haber uno sin otro, puesto que son dos aspectos de la experiencia que se generan y se necesitan mutuamente. Sabemos lo que es el dolor porque sabemos lo que es el placer. Cuando llamamos a algo «dolor», lo estamos comparando con algo que llamamos «placer».

The suffering, meanwhile, es una rumiación mental de un dolor presente o ya pasado. Esto hace que el sufrimiento sea una experiencia que puede extenderse indefinidamente en el tiempo, ya que es la mente la que en el presente rumia o reconstruye de manera continua una experiencia dolorosa del pasado. Aunque muchas formas de dolor son inevitables, el sufrimiento es evitable si educamos nuestra mente y la mantenemos fijada en el presente inmediato.

Los niveles de dolor en la vida

Así como existen tres niveles de intensidad en la experiencia de gozo-felicidad, también existen tres niveles de dolor o malestar.

Mujer con dolor físico

El dolor físico-sensorial

Somos un cuerpo dotado de un sistema nervioso sensible y de cinco conciencias sensoriales. A través de ellos podemos experimentar infinidad de sensaciones agradables que se encuentran en la base de nuestro estado de felicidad sensorial, pero también a través de ellos experimentamos sensaciones desagradables o muy desagradables, incluso dolorosas. Es inevitable que a lo largo de toda una vida nos encontremos continuamente con sensaciones desagradables o dolorosas.

Hombre con dolor emocional

El dolor emocional-psicológico

Los seres humanos, a diferencia de los animales, somos seres altamente emocionales. Estamos dotados de una estructura psicológica, llamada personalidad, sentimos un especial apego por nuestra autoimagen, y hemos desarrollado una herramienta de supervivencia única: la mente representativa que se expresa a través del lenguaje.

El bienestar emocional, psicológico y mental forma parte de nuestro anhelo de felicidad, but, at the same time, gran parte de nuestras experiencias dolorosas están relacionadas con nuestras emociones, con nuestra autoimagen y con nuestra forma de concebir la realidad.

Existe una íntima relación entre las sensaciones y las emociones. Por ejemplo, cuando consideramos que algo es sensorialmente agradable, aparece de inmediato el deseo de conseguirlo, y cuando lo hemos logrado, continúa el deseo de seguir experimentándolo. Y este deseo conduce fácilmente al apego y a la fijación en el objeto de nuestro deseo.

Hombre pensativo mirando el mar

El dolor existencial o esencial

Aunque consiguiéramos erradicar por completo todo tipo de de experiencias desagradables, muy desagradables o dolorosas y fuéramos capaces de permanecer siempre en un estado de gozo-felicidad tanto sensorial y emocional como psicológico o mental (lo cual está bastante alejado de la realidad posible), I mean, aunque lográsemos permanecer en un continuo estado de felicidad sensorial, emotional, psicológica y mental, tarde o temprano nos encontraríamos con el rey de la angustia, death.

La muerte es el final de la individualidad, de la personalidad, de la autoimagen, del yo.

Tarde o temprano, todos vamos a morir. Sabemos que nuestra existencia individual tiene un límite, un final. La conciencia de la propia muerte es el mayor dolor. Lo llamamos dolor existencial o angustia existencial. In general, esta angustia se encuentra profundamente escondida en lo más recóndito del inconsciente.

Nos cuesta reconocer hasta qué punto nos aterroriza la muerte. Seamos conscientes o no de ello, el hecho es que por muy felices que seamos en este mundo, por hábiles que hayamos sido para burlar otros dolores, cuando llega el momento de morir tenemos que dejarlo todo atrás.

Resulta paradójico que siendo el anhelo de felicidad el impulso básico que nos mueve, al mismo tiempo la experiencia del dolor y del sufrimiento sea la más universal, la que nos iguala a todos los seres humanos.

Views

Your email address will not be published. Required fields are marked *

bb1